El viaje de hoy va dedicado a los más golosos que le gustan probar algo dulce en sus viajes. Es un lugar donde cualquier niño y muchos mayores les gustaría ir y quedarse para siempre. En Colonia se encuentra el gran Museo del Chocolate en donde la vida puede ser muy dulce. Es un lugar que recorre toda la historia de este gran producto, su modo de elaboración y demás. Las instalaciones son de la marca de chocolate Lindt que la verdad es una verdadera maravilla.

muse.jpg

Para entrar a este museo deben pagar unos 6,5 euros y os van a contar todo lo que quieran sobre el chocolate ya que es un alimento con 3000 años de historia. Además y como no podía ser de otro modo el precio de la entrada incluye degustación ya que justo en la entrada ya os van a dar una chocolatina deliciosa. Además de la historia podrán ver las maquinas que utilizaban antiguamente para la elaboración del chocolate, fotografías.

Después de poder ver todo esto van a poder ver todas las instalaciones actuales donde se fabrica el chocolate y también podrán ver donde cultivan el cacao ya que lo hacen en un gigantesco invernadero donde utilizan una avanzada tecnología. Al final llega lo mejor para el visitante ya que hay una gran cata de delicioso chocolate que la verdad es una delicia. Puede encontrar chocolates para todos los gustos y sabores.

Además como en todo museo hay una tienda de regalos donde pueden comprar chocolates para consumirlos cuando salgan. Desde luego una visita muy dulce y muy agradable. Seguro que os apetece conocer este estupendo museo. No se lo pierdan porque merece la pena.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el permalink.