Un viaje a Alemania es un viaje por la cultura, por el pasado y servirá al turista para descubrir los misterios que estas tierras esconde. Os ofrecemos un viaje a un lugar muy cultural ya que visitaremos el Museo Bode. Este museo se encuentra en pleno Berlín y realmente es un edificio muy hermoso desde lejos y de cerca aún más. En su interior guarda secretos históricos ya que es un edificio muy antiguo y de alto valor cultura, histórico y arquitectónico.

bode.jpg

La historia de este museo se remonta cuando el emperador de Alemania que en ese entonces era Guillermo II le encargó a Ernst von Ihne el diseño de lo que ho se conoce como Museo Bode. Es sin duda el mejor ejemplo de arquitectura barroca de toda Alemania y más popular. Su diseño por fuera parece el de un palacio más que el de un museo. Desde lejos se divisa su enorme bóveda característica. Este museo se inauguró en 1904 pero por desgraica durante la terrible Segunda Guerra Mundial tanto la cúpula como otras estructuras sufrieron enormes daños


El museo abrió en 1904 pero, durante la Segunda Guerra Mundial, buena parte del edificio, sobre todo la cúpula, sufrió profundos daños. Esos daños empezaron a reconstruirse en los años cincuenta pero de una manera muy lenta y de nuevo pudo abrir sus puertas. En los años noventa sufrió una restauración total.

Como curiosidad para el turista puede fijarse que desde lejos este museo da la impresión de que emerge desde las aguas. Este efecto no es casual ya que en su construcción es el efecto que se iba buscando y lo lograron. Los que se acerquen al museo podrá admirar su arqutectura tanto por dentro como por fuera. Realmente merece la pena el poder visitarlo ya que podrán admirar las estupendas esculturas, arte antiguo y bizantino.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el permalink.